Tu Óptica,

en Zamora

Creencias populares sobre la vista.

Volver

El 90% de las percepciones sensoriales que recibe nuestro cerebro es de origen visual, y cualquier deterioro en nuestra vista requiere toda nuestra atención para su diagnóstico y tratamiento. No obstante, internet es un lugar plagado de mitos o bulos con relación a la salud ocular que debemos conocer para tener la precaución adecuada.

Una de las creencias más extendidas tiene que ver con la televisión. Prácticamente, todos recordamos a nuestros padres diciéndonos que no nos sentemos cerca del televisor porque "se nos va a estropear la vista". Nada más lejos de la realidad. “Aunque puede causar algo de fatiga ocular temporal o dolores de cabeza, ver la televisión de cerca no causa daños permanentes a los ojos”, explica la Dra. Yolanda Iribarne, oftalmóloga del Hospital Quirónsalud Barcelona.

De hecho, la propia Academia de Oftalmología de EEUU afirma que ver la tele desde distancias cortas no causa daño alguno al globo ocular. “Sin embargo, sí puede ser síntoma de una miopía", explica la especialista. De esta forma, "si necesitamos ver la televisión, el móvil o leer desde una distancia más corta de lo habitual, es recomendable acudir al especialista”.

Lo mismo aplica para el caso del ordenador. No va a dañar nuestros ojos, pero sí es cierto que cuando estamos mucho tiempo delante de la pantalla pueden aparecer algunas molestias, fatiga ocular y, a veces, sequedad en los ojos. Algo que podemos evitar haciendo pausas cada cierto tiempo.

Asimismo, los apasionados de la lectura también habrán oído muchas veces que leer con poca luz puede hacer que se pierda capacidad visual. “Lo cierto es que la vista no va a empeorar por no leer con una luz adecuada, aunque no es recomendable hacerlo, ya que forzamos nuestra vista y probablemente nuestros ojos se cansen con más rapidez”.

Respecto al uso de gafas, existen dos creencias también habituales: que si usamos las de otra persona sin necesitarlas, dañarán nuestros ojos, y que, una vez empecemos a usarlas (si las necesitamos), nuestros ojos se acostumbrarán e irán a peor. Ninguna de las dos es cierta. “Las gafas”, explica Iribarne, “no tienen la capacidad de cambiar el globo ocular; lo que cambian es la condición de una persona que tiene dificultades con la vista”.

Así que, en el caso de utilizar las gafas de otra persona, lo máximo que nos puede pasar es que nos acabe doliendo la cabeza, mientras que, en caso de necesitarlas, probablemente prefiramos usarlas más a menudo para ver mejor, lo que no significa que nuestros ojos se vuelvan dependientes. Esto último afecta sobre todo a las personas que con la edad van necesitando gafas para "ver de cerca". El hecho de que se pongan las gafas no las convierte en imprescindibles para la vista, sino que estas personas prefieren llevarlas porque cobran consciencia de lo mal que veían sin ellas.

También son muchos los mitos que circulan en torno a las lentes de contacto: no se pueden llevar si tienes astigmatismo, son incómodas, provocan infecciones, pueden quedarse atrapadas o 'perderse' dentro de un ojo. Los avances en tecnología hacen que cada vez haya más opciones de lentillas, que sean más cómodas y fáciles de mantener.

De esta forma, si se siguen las normas de higiene adecuadas, es realmente difícil que puedan provocar una infección. En lo que a 'perderse' dentro del ojo se refiere, la especialista asegura: “Es físicamente imposible. Una membrana cubre tu ojo y se conecta dentro de tus párpados, evitando que nada se meta en la parte trasera del ojo, incluyendo una lentilla”.

Por último, el más extendido de todos tiene que ver con las zanahorias. No, no van a mejorar tu vista. “Las zanahorias, efectivamente, son muy sanas. Contienen betacarotenos, que son esenciales para nuestra vista, ya que el organismo los convierte en vitamina A y un déficit de esta puede causar ceguera, pero si no tenemos ninguna deficiencia de esta vitamina, no vamos a ver mejor por comer más zanahorias”.

En definitiva, es mucha la información que circula acerca de la salud de nuestra vista, pero, sobre todo en el caso de que sospechemos que podamos tener algún problema o suframos alguna molestia, lo más indicado es acudir a un especialista para que evalúe nuestro caso en concreto y nos prescriba el tratamiento más adecuado.

ÓPTICA ZAMORA VISIÓN. Avda Tres Cruces 5 Zamora - Tel. 980 523 718 - Fax. 980 523 718 - optica@zamoravision.es

Privacidad - Aviso Legal - Mapa Web
Diseño web